: (57+1) 4056969

Haz tu puesto de trabajo más ergonómico en 3 pasos

0 Comentarios
1540
03 abr 2018

En un ámbito de trabajo como el nuestro, mucho se habla de la ergonomía en las oficinas. Sin embargo, es evidente que, aunque sea una palabra que se emplea coloquialmente, no todos entienden a que nos referimos cuando hablamos de ergonomía en el espacio de trabajo.

Es por ello, queridos lectores, que, como especialistas, quisimos contarles un poco acerca de la ergonomía y como conseguirla en sus puestos de trabajo. Y bueno, ustedes se preguntarán, ¿qué es ergonomía? Les contamos que según la Norma Técnica Colombiana 3955 emitida por el ICONTEC en 2014 la ergonomía se define como la “(..) profesión que aplica la teoría, principios, datos y métodos al diseño, con el objeto de optimizar el bienestar del ser humano (…)”.

Esto quiere decir que salud y diseño se relacionan con el fin de proporcionar condiciones de seguridad para los usuarios, y por supuesto, confort laboral que permita desarrollar las actividades propias de cada usuario en óptimas condiciones.

En Servex, estamos comprometidos con diseñar y suministrar los mejores espacios de trabajo. Por ello, entendemos la ergonomía como afirma nuestro director de Diseño, Cesar Buenaventura, como “el conjunto de conocimientos que se involucran en el diseño de puestos de trabajo, abarcando y previendo las capacidades físicas, alcances y las posibles limitaciones que se puedan presentar en la actividad para la cual se va a diseñar el producto”. Así que,

¡Ten en cuenta estos 3 sencillos pasos y haz tu puesto de trabajo mucho más ergonómico!

 

 

1. ¡Deja de estar encorvado! Verifica la altura de tu monitor

En el ámbito laboral se ha vuelto imprescindible contar con un computador en el puesto de trabajo. Para mantener la ergonomía no podemos descuidar la buena postura frente al ordenador y de allí la importancia de que la pantalla se mantenga a una altura adecuada.

La pantalla debe estar ubicada justo enfrente de nosotros, de tal manera que se evite girar el cuello.  La altura se determina según el usuario así que, una vez sentado, revisa para que tu pantalla se ubique levemente debajo de la línea del horizonte. De la siguiente manera:

Ergonomía en tu espacio de trabajo

 

Para poder ubicar tu pantalla fácilmente, te recomendamos tener una herramienta como el brazo FLO de Herman Miller, que te permite disponer de tu monitor según tu necesidad y tus medidas, así evitaras girar tu cuello de manera inadecuada o encorvarte.

Recuerda que lo más importante es la ergonomía, si no cuentas con este accesorio, ¡improvisa! Sube esa pantalla sobre un montón de libros y ponla a la altura adecuada.

 

2. ¡Afuera los mitos! La misma silla no sirve para todos

Sentarse es una acción que agrega tensión a la espina dorsal. Para evitar desarrollar problemas de espalda es necesario tener una buena silla que brinde soporte lumbar y ayude a mantener la buena postura.

Lo que muchas personas no tienen en cuenta es que las proporciones del cuerpo varían respecto a cada individuo y por ello es necesario una silla que permita ajustarse al tamaño del usuario.

Al adquirir una silla se debe buscar que esta permita como mínimo 3 movimientos:

 

Ajuste de la altura de la silla
Ajuste de la altura de los brazos a 90° y uso de pad mouse.
Es muy importante ajustar los brazos de la silla de tal manera que brinden soporte a los brazos y antebrazos en un ángulo de 90°, mientras que el pad mouse, permite que la mano adopte una posición más natural y descanse.
Aumento de tensión en la silla para apoyo en la zona sacra.

 

Te recomendamos la icónica silla Aeron de Herman Miller que con sus sofisticados mecanismos permite que la ajustes según tus necesidades de manera práctica y sencilla.

 Lamentamos decirlo, pero nada sustituye una buena silla. Si no cuentas con una silla como la nuestra, ¡no todo está perdido! puedes tratar de reducir los riesgos colocando un par de cojines entre tú y el espaldar de tu silla. 


 

3. ¡Deja de cruzar la pierna! Coloca ambos pies en el suelo

La ideal es que te sientes con los pies planos sobre el suelo y los muslos en posición horizontal respecto a tu cuerpo, formando un ángulo entre 90 y 110 grados.

Posición de los pies

 


 

 

Si eres bajo o tu mesa de trabajo es muy alta, es probable que necesites un descansa pies para obtener la posición correcta. Te recomendamos los accesorios  de nuestra tienda virtual Trekin

Si no cuentas con un posa-pies adecuado, toma una caja de buen tamaño y ubícala bajo tu escritorio.  Seguro no lucirá muy bien, pero tu cuerpo lo agradecerá.

 

Ahora que ya sabes cómo volver tu puesto de trabajo más ergonómico ¿Qué esperas para implementarlo?

5.0
Último modificado: lunes 06 agosto 2018 12:34
Ergonomía Herman Miller Brazo Ergonómico Flo

Sin comentarios aún...

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.